PERÚ

A seis meses del derrame de crudo en Perú, la emergencia ambiental continúa

Los pescadores de las costas de Ancón denuncian ineficacia y retrasos en las limpiezas. 
sábado, 16 de julio de 2022 · 20:35

El viernes 15 de julio se cumplieron seis meses del masivo derrame de petróleo que afectó a las costas marítimas de Ventanilla, al centro oeste de Perú. Una situación considerada como la peor tragedia medioambiental registrada en la historia reciente del país andino. 

Medio año después de la catástrofe, las autoridades peruanas aún desconocen cuál ha sido el impacto real que ha dejado el vertido de 11.900 barriles de petróleo (1.65 millones de litros de crudo) en las costas de Perú, así como las repercusiones económicas que esta tragedia le ha traído la población del país andino

Fuente: (24 horas)

Un informe publicado el viernes por la Organización Internacional de Preservación Oceánica (IOPO, por sus siglas en inglés) reveló que, tras medio año del masivo derrame de crudo, aún existe presencia del hidrocarburo en más de 40 playas de la denominada costa verde de Perú

Según las estimaciones del organismo, unos 11.000 kilómetros cuadrados de costa se encuentran afectados por el vertido, lo que incluye a 46 playas y tres reservas naturales y manglares del poblado de Ancón, en Ventanilla. 

Los pescadores y familias afectadas por el derrame han recibido dos compensaciones económicas por parte de Repsol. 

“Esta situación ha paralizado de lleno todas las actividades económicas en los puertos de Ancón, donde más de 3.000 pescadores y 2.700 locales comerciales se beneficiaban de los recursos marinos”, explicó a EFE el director de la IOPO en Perú, Juan Carlos Riveros.

La población peruana, afligida por el cierre de los puertos, ha denunciado el retraso de las labores de limpieza en las playas y exigen al Ejecutivo del país “un informe oficial sobre el daño real ocasionado por este derrame de crudo”. 

Miles de aves y especies marinas han muerto en las costas de Perú por causa del derrame. 

 

Multa para Repsol por su responsabilidad en la catástrofe

La Refinería La Pampilla, propiedad de la empresa española Repsol, fue multada en abril pasado por más de 5 millones de soles (1.28 millones de dólares) por no identificar a tiempo las zonas afectadas por el derrame; mientras que el Estado peruano emprendió una querella legal contra la compañía por el presunto “atentado ecológico” en sus costas. 

El pasado 15 de enero de 2022, una erupción volcánica submarina frente a la isla de Tonga (al sur del Pacífico) provocó un tsunami devastador que afectó las costas de numerosos países, incluido Perú, una nación ubicada a 10.671 kilómetros de distancia de la isla. El vertido de crudo fue calificado por las Naciones Unidas como la peor catástrofe ecológica en la región.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias