AUSTRALIA

“Aves del infierno”: un estudio reveló un inesperado dato de la prehistoria

Las gigantescas "aves del infierno" eran una combinación entre depredadoras y carroñeras.
sábado, 18 de diciembre de 2021 · 19:42

Un reciente estudio del laboratorio de paleontología de la Universidad de Flinders, en Australia, reveló datos impresionantes sobre las posibles causas de extinción del prehistórico “Genyornis newtoni”, mejor conocido como el “ave del infierno”, por su increíble tamaño y su velocidad excepcional.

El grupo de paleontólogos y genetistas de la universidad australiana, descubrió en los huesos fósiles del extinto animal “un sin fin de anomalías óseas” que acarrean en enfermedades crónicas, entre ellas osteomielitis y acromegalia, esta última podría ser la causante del gran tamaño de las "aves del infierno". 

Los restos fósiles del "ave del infierno" fueron encontrados en un lodazal de Australia. 

El estudio determinó que los huesos de las "aves del infierno" presentaban signos claros de infecciones óseas inusuales, las cuales destruyeron todo su tejido óseo, distorsionaron sus esqueletos y, a la larga, redujeron casi al máximo su capacidad de movilidad.

“Es posible que al llegar a la edad adulta, estos animales desarrollaran la osteomielitis, lo cual limitó casi al 100% su movilidad. Esto, indiscutiblemente, impidió su supervivencia, ya que al no poder moverse no lograban alimentarse y, a su vez, se convertían en presa fácil”, reveló el estudio. 

Los huesos encontrados presentaban “cambios óseos inusuales, cavidades anormales y raras texturas superficiales”. 

 

Cómo era la prehistórica "ave del infierno"

El Genyornis newtoni era un tipo de ave no voladora que habitó el territorio de Australia hace 50.000 años. Según datos científicos, una especie adulta llegaba a medir entre dos y dos metros y medio de altura y su peso normal oscilaba entre los 200 y los 240 kilogramos.

Gracias a su gran tamaño, su excepcional velocidad y la predominante forma de su pico, se cree que estas aves eran una temible combinación entre carroñeras y depredadoras. Además, se ha determinado que eran parientes lejanos de los patos y gansos. 

La extinción de esta especie fue muy rápida, pero hasta hoy era un enigma. 

Las estimaciones preliminares apuntan a que las "aves del infierno" desaparecieron años antes que los primeros seres humanos caminaran sobre el continente oceánico, por lo que se descarta que el Homo neanderthalensis sea el causante de su trágica extinción. 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias