CON ESTILO

Suculentas: cinco trucos para regarlas y que no se ahoguen

Agua de lluvia y macetas de barro son algunas de las principales claves.
martes, 18 de mayo de 2021 · 13:41

Son las plantas más requeridas en estos tiempos y, a la vez, de las más fáciles para cuidar y mantener. Sin embargo, hay algunos trucos que ayudarán a cuidar a nuestras suculentas de la mejor manera, sobre todo en lo que se refiere al riego y a la humedad que debe tener su sustrato.

Uno de los puntos que los expertos en jardinería recomiendan para nuestras crasas es siempre pasarlas a macetas de barro.

Si están afuera, tener en cuenta, la orientación del sol y la estación del año. 

Es cierto que muchas se venden en los viveros en recipientes de plástico con agujeros para que no se encharquen, pero no es allí donde se recomienda tenerlas de manera permanente. Es fundamental que se trasplante a otra maceta más grande y de barro.

El segundo de los puntos a tener en cuenta es el sustrato para suculentas que debe ser poroso, arenoso y con algo de grava para que pueda escurrir el agua.

Otro de los factores que rescatan los expertos es el riego: las plantas suculentas soportan mejor la sequía y son enemigas del encharcamiento y de la humedad en exceso, por lo que es fundamental no ahogarlas y regarlas solo cada dos o tres días.

Lo mejor es recolectar agua de lluvia y regarlas cuando esté seco el sustrato. 

Si las suculentas están en el exterior, otro de los datos que se debe considerar es la ubicación que le daremos de acuerdo a la época del año; no es lo mismo tenerlas en determinado sitio en verano que en otoño e invierno, cuando llueve más seguido.

Para eso recomiendan que, sobre todo en época invernal, se las ubique bajo un techo o bien con un protector, para que no sean tan castigadas por las inclemencias del tiempo.

 

La forma también es un gran detalle

La calidad del agua y sobre todo la forma en que la regamos es el quinto factor que los especialistas consideran como importante. No es lo mismo si la regamos con agua de la canilla que si recolectamos agua de lluvia que es, sin duda, la más apropiada.

La forma también es otro de los puntos: jamás hacerlo directamente con el agua que sale de la canilla y, si es con regadera, es preferible usar el pico para regar el sustrato solo cuando esté seco, sin tocar las hojas.

Otras Noticias